SD. Sólo Héctor Acosta hace eso. Tocar un baile al final de la celebración de las navidades, cuando la gente ya no tiene cuartos, con todos los  “tablazos” de nochebuena, navidad, año nuevo y Reyes

Es tan así que cuando un lunes cae festivo, Antonio Espaillat por lo regular nunca abre su discoteca.

Pero, con El Torito se cumple aquello de “Donde las Aguilas se Atreven”, y no lo digo por Las Aguilas Cibaeñas.

Pero, a propósito de deportes, anoche se hizo un acto muy especial en Jet Set en la fiesta de El Torito, que como siempre estaba lleno de las mujeres más bonitas de la capital.

Moisés Alou junto a José Veras y Octavio Dotel le hicieron entrega al Torito de un anillo que, a manera de galardón, le otorgaran  al equipo dominicano  cuando el país se coronó ganador del Clásico Mundial de Beisbol.

Un acto en reconocimiento a todos los aportes de Héctor Acosta al proceso del campeonato. Ese Héctor Acosta que preocupado por el merengue motiva un cónclave de merengueros para analizar la situación del merengue, el mismo que en lo social manifiesta preocupación por los problemas de su pueblo, es el mismo que es capaz también de apoyar a nuestro deporte, no solo cantando merengues alusivos al béisbol invernal y a sus equipos, sino siguiendo de manera permanente a los grandes de la pelota dominicana en el extranjero, y mucho más cuando hay de por medio competencias deportivas  de gran relieve como fue el Tercer Clásico Mundial de Beisbol. No es casual que El Torito sea el niño mimado de los grandes peloteros dominicanos de Grandes Ligas. Nadie como él, dentro y fuera del país respaldando a esos grandes exponentes de nuestra pelota.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.