Madrid.- Los escotes de Marilyn Monroe, Sophia Loren, Ava Gardner y otras divas del cine fueron la principal fijación de la censura de la dictadura franquista española en su cruzada contra el erotismo, tal y como recoge el libro “La censura franquista en el cartel de cine” que acaba de publicarse.

Nada que pudiera alterar la moral y el orden establecidos -ideas políticas, religión, pero sobre todo sexo- escapaba al control de los censores, que devolvían los carteles a los artistas para retocarlos una y otra vez, según explica el autor y coleccionista Bienvenido Llopis.

Así, al palabra de honor de Rita Hayworth en una imagen promocional de “Gilda” le aparecen mangas por arte de magia; las más sensuales de las chicas Bond de “From Russia with Love” directamente desaparecen del cartel, y Sara Montiel se queda abrazando el vacío en “La mujer perdida” al borrarse el cuerpo de Giancarlo del Duca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.