El presidente de Panamá Ricardo Martinelli, reaccionó con ira al anuncio del consorcio a cargo de la ampliación el Canal de Panamá, que amenazó con suspender las obras debido al rebasamiento de los gastos. Ricardo Martinelli anunció que viajará a Europa para exigir a las compañías implicadas que cumplan con sus contratos.
El consorcio está integrado por empresas de España, Italia, Bélgica y Panamá.
El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr, dijo que estaba dispuesto a interrumpir las obras en tres semanas si la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no reconoce los sobrecostos que alcanzan los US$625 millones.
La ACP insiste en que el consorcio debe respetar el contrato y argumenta que los sobrecostos se deben a cuestiones “normales” en proyectos de construcción de esta envergadura.
La expansión que debería completarse en 2015 permitirá acomodar a barcos con capacidad para 12.00 contenedores, en comparación con el máximo actual que es de 5.000.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.