Beyoncé, que agotó las entradas para su concierto en Barcelona y One Direction, que ha anunciado una tercera fecha en España para cubrir la demanda, son 2  de los conciertos más esperados del 2014, año en el que también pasará por nuestro país Miley Cyrus, Arcade Fire y Depeche Mode.

Los británicos, que ya tocaron el pasado verano como cabeza de cartel del festival BBK Live de Bilbao, serán la primera gran banda internacional que aterrice en el país en el nuevo año, con una primera actuación en enero en el Palacio San Jordi y dos más en el Palacio de Deportes de Madrid.

También tres serán los concierto de One Direction, ya en verano: en Barcelona el 8 de julio en el Estadio Olímpico y dos más en el estadio Vicente Calderón de Madrid.

no todos los grandes artistas pasarán por ambas ciudades. Beyoncé  sólo han anunciado una parada en España, la del Palacio San Jordi de Barcelona en marzo, un hecho que confirma a la Ciudad Condal como plaza privilegiada de la bandas internacionales.

No obstante, los empresarios catalanes no dan saltos de alegría porque creen que “si los grandes sólo tocan en Barcelona significa que se está reduciendo el número de conciertos en el país”.

Según el consejero delegado de The Project, los promotores ofrecen cada vez menos dinero a los artistas internacionales “porque los impuestos han subido, la renta ha bajado y las cifras de público se han reducido”.

En consecuencia, las giras europeas se saltan España o reducen el número de recitales en nuestro país, en beneficio de otras latitudes con economías más boyantes.

“Algunas bandas que antes iban a Barcelona y Madrid ahora eligen sólo una de las dos ciudades. Madrid tiene más público potencial pero el Ayuntamiento de Barcelona pone más facilidades, el Palau Sant Jordi tiene un aforo muy demandado y Barcelona está más cerca de Europa y ofrece ventajas logísticas”, según Roselló.

El Palau Sant Jordi acogerá en 2014 a los Backstreet Boys y Michael Bublé, además de estrellas nacionales como Enrique Bunbury y Malú.

A pesar de la reducción de actuaciones de estrellas internacionales, los más comerciales son los que menos están sufriendo la crisis, según Roselló, como demuestra que Dani Martín haya programado un nuevo concierto en el Pueblo Español y Sergio Dalma haya confirmado un segundo recital en el Auditori Fòrum, ambos en Barcelona.

Los más perjudicados son las bandas emergentes y el único sector inmune a la crisis es el de los grandes festivales, como el Primavera Sound y el Sónar, que siguen creciendo y este año cuentan con Arcade Fire y Pixies y Massive Attack, respectivamente.

Massive Attack, que hace diez años que no recala en Barcelona, estrenará espectáculo en el mes de junio en el Sonar 2014.

También actuarán en el Sónar Four Tet, James Holden, Jon Hopkins, Oneohtrix Point Never, Evian Christ, Caribou, Matmos, Gesaffelstein, Downliners Sekt, Jessy Lanza, Nisennenmondai, Woodkid, Bonobo, Moderat y I am Legion, entre otros muchos.

Asimismo, el mítico grupo de Boston Pixies ofrecerá en mayo un concierto en el Primavera Sound 2014, en el que incluirán temas de su último disco, el primero desde “Trompe Le Monde” de 1991.

Estos dos festivales van viento en popa y sus promotores están diversificando el negocio y se han animado a promover conciertos en salas, como el maratón electrónico que el Sónar celebrará el próximo 26 de febrero o el recital de Savages que Primavera Sound ha organizado en el Apolo de Barcelona el 18 de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.