Los cines españoles recaudaron en los último año  un 16% menos en taquilla respecto al año anterior, al pasar de los 606 millones de euros de ingresos de 2012 a los 508 millones de euros de 2013, según cifras provisionales anunciadas por la consultora Rentrak.

La empresa ha facilitado asimismo el número total de espectadores que visitaron las salas españolas, 78 millones de personas, lo que representa también un descenso de un 15% proximadamente, toda vez que la cifra del ejercicio previo fue de casi 91 millones de espectadores, casi un 5 por ciento menor a su vez que la de 2011.

Los datos se acercan a las perspectivas pesimistas de la Asociación de Cinematografía (AEC), que preveía una caída global de la facturación en taquilla del 20%. No pintan mejor las cosas en la producción, con una disminución del número de rodajes del 28% y de los estrenos de un 24% , según datos hasta septiembre.

El sector achaca a las políticas gubernamentales subida del IVA y recorte de subvenciones  el haber ahondado aún más en la fragilidad de una industria convulsionada por la piratería y las dificultades para adaptarse a los cambios tecnológicos.

El cierre de Alta Films en mayo, la productora, distribuidora y exhibidora de Enrique González Macho, que llegó a tener más de 200 salas de proyección en todo el país, se ha convertido en un símbolo de la crisis económica Española.

El progresivo aumento del precio de la entrada para compensar la caída de espectadores, que entre 2004 y 2011 fue de un 36%, según Facua, los propietarios de las salas de cine probaron nuevas fórmulas para atraer público.

De éxito pudo calificarse así la llamada “Fiesta del Cine”, tres días de octubre en los que 1,5 millones de personas compraron entradas a un precio especial de 2,90 euros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.