París.- El cantautor francés Charles Aznavour, que el próximo mes de mayo cumplirá 90 años y defiende 80 años de carrera musical, dijo haber llegado a ese momento de la vida en el que hay que empezar a contar los meses, los días y las horas que le quedan.

Lo que no le impide seguir trabajando, pues reconoció en la emisora France Info que si bien abandonó definitivamente las galas que le mantenían alejado de su casa durante mucho tiempo, sigue con las cortas, de las que ofrece 5  al mes”.

“Prevengo al público de que tiene suerte y van a escuchar mi voz como era al principio”, añadió el intérprete de “La Bohème”, quien no olvida que en sus inicios tuvo que afrontar muy iracundas reacciones por parte del público.

“A veces también monedas, muchas, que recogía”, explicó Aznavour, convencido de que en sus comienzos, “un hombre que triunfaba debía ser, en general, rubio, con el pelo un poco rizado, ojos azules, bastante grande, delgado y con una voz muy aguda.

“Yo no tenía el físico apropiado para el éxito, ni la voz, ni la escritura del éxito”, añadió esta leyenda viva de la ‘chanson’ que el pasado agosto, en Narbona, volvió a topar con la ira de una parte del público, descontento por haberle escuchado cantar demasiado poco.

Preguntado por su residencia en Suiza desde hace décadas, justificó haberse paseado durante mucho tiempo con la prueba de que pagaba puntualmente sus impuestos en Francia.

Agregó, no obstante, haber gastado también mucho dinero en entregas a “gentes de la política”, de “todas las tendencias, izquierda, derecha y centro”, que “aparentemente podían arreglar” la cuestión en caso de ganar las elecciones.

Aznavour dijo haber dejado de residir en el París “obligado”, porque tuvo “muchas dificultades con la administración y los medios”, pero considerar que sigue en Francia, pues para él su lengua es su país.

El también embajador en Ginebra ante la Naciones Unidas fue entrevistado en el programa “Tout et son contraire”, de Philippe Vandel, con ocasión de la publicación de su libro “Tant que battra mon coeur”.

De su libro, en realidad “notas tomadas día a día”, porque así puede mirar a su pasado más fácilmente, este ex fumador de tres paquetes diarios, que cita de memoria el nombre de sus profesores del colegio y que canta en 5 idiomas, escrito por él .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.