Madrid.- Hace 50 años que Joan Manuel Serrat hacía un alegato de juventud en su canción “Ara que tinc vint anys”, y es que el cantautor que le puso banda sonora a la España de la transición alcanza hoy la condición de septuagenario pretendiendo “llegar a viejo y tener un buen remate, un final con beso”.

“Si tuviese más ventajas y menos inconvenientes. Si el alma se apasionase, el cuerpo se alborotase y las piernas respondieran. (…) Quizá llegar a viejo sería todo un progreso, un buen remate, un final con beso”, cantaba Serrat en “Llegar a viejo”, un tema que contrasta con la fuerza y el ánimo que desprendía el cantautor en aquella canción en la que decía tener 20 años.

Galardonado recientemente en Argentina por su defensa de los derechos humanos, Serrat reclamó libertad en los años 60 cuando España vivía sumida en la dictadura y formó parte de aquella generación de cantautores que convertían la música en protesta pero el artista barcelonés hizo mucho más que aquello, huyó del panfleto y sus letras críticas eran versos cargados de poesía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.