Londres.-Nuevos documentos filtrados por el exanalista de inteligencia de la CIA/NSA, Edward Snowden, revelaron la lista de objetivos de los servicios de espionaje Estadounidenses y Británicos.
Entre ellos hay empresas francesas, redes del gobierno alemán, jefes de estado africanos y funcionarios de la Unión Europea que investigan empresas de EE.UU.
Los documentos muestran que más de 60 países fueron espiados por la agencia de seguridad nacional (NSA) y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) británico.
Se espera que estos reportes, publicados en The New York Times, The Guardian y Der Spiegel, vuelvan a despertar la preocupación internacional acerca de las operaciones de vigilancia.

espiaron en los últimos años a más de 1.000 objetivos entre los que figuran instituciones del Gobierno alemán, el ex primer ministro israelí Ehud Olmert y ONG y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La lista figura en documentos filtrados por Edward Snowden.

Los documentos secretos publicados este viernes hablan también de espionaje a organizaciones como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Mundial para la Salud (OMS) y el Instituto de las Naciones Unidas de Investigación sobre el Desarme, entre otras.

La lista incluye también a la ONG francesa Médicos del Mundo. El director ejecutivo de esta organización en Reino Unido, Leigh Daynes, se ha declarado “impactado y sorprendido” por las informaciones en declaraciones al diario ‘The Guardian”.

“No hay absolutamente ninguna razón para que nuestras operaciones sean vigiladas en secreto. Como otros actores humanitarios, cumplimos estrictamente los principios de independencia, neutralidad e imparcialidad en nuestro trabajo.

 

 

 

 

 

 

La vigilancia se desarrolló entre los años 2008 y 2011 e incluye la interceptación de datos de mensajes y llamadas de una amplia lista de objetivos, en la que figuran desde individuos sospechosos de terrorismo a organismos políticos e instituciones sociales.

La colaboración entre la NSA y el GCHQ permitió la interceptación de correos electrónicos de oficinas del Gobierno de Israel y, en un caso de enero de 2009, se menciona explícitamente como objetivo al “primer ministro israelí”. Por aquel entonces, Olmert estaba al frente del Ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.