Londres.-La Policía revelará sus conclusiones luego del análisis de nueva información recibida el pasado verano sobre la muerte de Diana de Gales y Dodi al Fayed en 1997, anunció un portavoz de Scotland Yard.

Cuando el asunto parecía cerrado, el pasado 17 de agosto la policía británica emitió un comunicado en el que informaba de que evaluaría la “relevancia y credibilidad” de datos nuevos recibidos acerca de la muerte de Lady Di.

Sin detallar la procedencia de los datos, Scotland Yard dijo entonces que intentaría determinar el alcance de esa información y evaluarla.

En  agosto a la policía militar como responsable de pasar esos nuevos datos después de que llegaran a sus manos información de los ex-suegros de un antiguo soldado británico.Según esa versión, ese militar escribió a su entonces esposa y aseguró que las muertes de Diana, Dodi y su chófer fueron “planeadas” y “encubiertas” por miembros del Ejército británico, si bien ningún portavoz de la casa real hizo comentarios al respecto.Un portavoz de Scotland Yard dijo ayer que el análisis de esos datos “ha concluido”, aunque la policía no piensa pronunciarse al respecto hasta hoy cuando planea emitir un comunicado.

Las investigaciones policiales han descartado que ningún miembro de las Fuerzas Especiales británicas  estuviera implicado en las muertes de Diana y Dodi.

En diciembre de 2006, un informe policial llegó a la conclusión de que no existían pruebas que apuntaran a la posibilidad del asesinato, a la misma que llegaron los investigadores franceses.Otra investigación judicial abierta en el Reino Unido en 2007 responsabilizó de lo ocurrido al estado de embriaguez en el que conducía el chófer y culpó a los fotógrafos que perseguían al vehículo de Diana.

La princesa de Gales murió junto a Al Fayed el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en un túnel de París, mientras era perseguida por fotógrafos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.