The Telegraph/Londres.-Luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la CIA convirtió a miembros de AL Qaeda detenidos en la Base de Guantánamo en agentes dobles y los envió a sus países para ayudar a EE.UU. a matar terroristas.

La CIA prometió a los prisioneros libertad, seguridad para sus familias y millones de dólares de las cuentas secretas de la agencia. Era un proyecto  peligroso, el diario The Telegraph que recoge la noticia.Para la CIA era un riesgo aceptable en una actividad peligrosa.

Para el público de EE.UU., nunca supo del programa, el gobierno hizo en secreto a su nombre.El programa funcionó en una instalación secreta construida a pocos metros de las oficinas administrativas de la prisión en la Base Naval de Guantánamo.

Las 8 pequeñas viviendas estaban ocultas detrás de una elevación cubierta de maleza y cactus. El programa de hombres que vivieron en estas viviendas tenían diferentes identificaciones codificadas de la CIA.

Pero los que conocían de su existencia lo llamaban Penny Lane, como la canción de The Beatles, y contraparte de otra instalación secreta en Guantánamo, llamada Strawberry Fields, otra canción de The Beatles.

Agentes de La CIA , hablaron a condición de no ser identificados porque no están autorizados a discutir el programa secreto, aunque sus actividades terminaron aproximadamente en 2006.

Entre las funciones que realizaron estos agentes Algunos de los que pasaron por Penny Lane ayudaron a la CIA a encontrar y eliminar a muchos operativos de Al Qaeda, según explicaron los funcionarios. Otros dejaron de ofrecer información útil y la CIA perdió el contacto con ellos.

Cuando los detenidos comenzaron a llegar a Guantánamo en enero de 2002, la CIA reconoció una oportunidad sin precedentes de tratar de identificar fuentes.

También te podría interesar:   Ataque armado en noroeste de Colombia deja dos policías muertos y uno herido

Ese año llegaron 632 detenidos, y el siguiente 117 más.

Los candidatos eran trasladados desde los confines de la prisión hasta las viviendas relativamente hogareñas de Penny Lane, dijeron los funcionarios.

Las viviendas se diseñaron para que los prisioneros se sintieran más en una habitación de hotel que en una celda, y algunos funcionarios de la CIA las llamaban colectivamente como el Marriott.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.