Londres.- El escultor Anthony Caro, considerado uno de los mejores artistas británicos de esta disciplina de su generación, falleció de un ataque al corazón a los 89 años de edad, confirmó su familia en un comunicado.

Caro trabajó como asistente del también escultor Henry Moore entre 1951 y 1953, época en la que descubrió el arte moderno y empezó a desarrollar sus primeras obras de estilo abstracto.

Tras un viaje a Estados Unidos en los años 60, su obra se orientó hacia las esculturas hechas con soldaduras y piezas metálicas y normalmente pintadas con colores vivos.

Caro, que fue alumno del Christ’s College de la Universidad de Cambridge, recibió varios premios y reconocimientos a su obra.

El más importante fue el premio Jack Goldhill de escultura en 2008, entregado por la Real Academia de las Artes británica y dotado con 10.000 libras.

Se le entregó el galardón por su escultura Promenade, expuesta en la actualidad en el parque de esculturas de Yorkshire en Wakefield (noroeste de Inglaterra), y calificada de «pieza excepcional» por el jurado del certamen.

El escultor, que se había comprometido a seguir trabajando hasta cumplir los 100 años, presentó el pasado mes de junio una exposición con algunas de sus esculturas en la galería Gagosian de Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí