Copenhague.- La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ganó el Premio Nobel de la Paz 2013, por sus «amplios esfuerzos para eliminar» estos arsenales, informó el Comité Nobel de Noruega, y como impulso a su papel en el conflicto de Siria.

«Los sucesos recientes en Siria, donde han vuelto a ser usadas armas químicas ha puesto de nuevo de manifiesto la necesidad de incrementar los esfuerzos para eliminarlas», explicó Thorbjørn Jagland, secretario del Comité Nobel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí