Moscú.-Todos los participantes del ataque contra la plataforma petrolera Rusa Prirazlómnaya en el mar de Barents pasarán los próximos 2 meses en prisión, según establece la sentencia del tribunal de la ciudad de Múrmansk. El pasado domingo se decidió el destino de los últimos 8 activistas de Greenpeace contra los cuales se habían formulado cargos de piratería.
Tendrán que pasar los próximos dos meses, como mínimo, en los centros penitenciarios de las ciudades de la región. En el marco del proceso abierto por el ataque contra las instalaciones de la empresa Gazprom Neft Shelf fueron arrestadas 30 personas,La sentencia contra ellos se dictó la semana pasada, pero para 8 acusados se tardó en encontrar a traductores y preparar los documentos pertinentes. Por esta razón el tribunal se tuvo que reunir el domingo.
Sin embargo, la sentencia no cambió. Los abogados solicitaban que los acusados permanecieran bajo arrestado domiciliario hasta el juicio, mientras que el tribunal consideró que han estar privados de libertad, para que no se den a la fuga ni destruyan las pruebas del delito.
El buque «Arctic Sunrise» bajo bandera de Nederlandia fue detenido por los guardacostas rusos el pasado 18 de septiembre. Los activistas de Greenpeace intentaron escalar la plataforma petrolera flotante Prirazlómnaya situada en el mar de Pechora. El personal de la plataforma recurrió a cañones de agua, para detener a los atacantes. No obstante, dos de ellos lograron penetrar en la plataforma, tras lo cual fueron detenidos. El resto de activistas intentó huir en el buque, mientras el capitán hacía caso omiso de las órdenes de los guardias. Pese a los disparos efectuados al aire, siguió maniobrando. El buque solo paró después de que desde un helicóptero desembarcaran efectivos de unidades de misiones especiales. Finalmente, el «Arctic Sunrise» fue remolcado hasta Múrmansk.
En estos momentos contra los ecologistas se ha abierto un sumario con cargos de piratería que conllevan una condena de quince años de prisión en el peor de los casos. Bajo cargos de piratería se entiende que una persona tiene la intención de apoderarse de propiedades ajenas. Aunque, en cierto modo los activistas de Greenpeace tenían otra intención, en concreto, la de lograr que cese la extracción de petróleo en Prirazlómnaya. Al mismo tiempo, entraron de forma ilegal en la plataforma que es territorio ruso. Además, atacaron instalaciones que presentan un peligro elevado, de modo que han de someterse a un castigo, aunque no sea muy severo, opina el experto del Centro de Derecho Marítimo, Vasili Gutsuliák:
Sería difícil calificar la actuación de los activistas de Greenpeace como intachable. Debieron ser conscientes del peligro elevado que entraña la plataforma. Si partimos de las normas del Derecho Marítimo Internacional, el acceso a este tipo de instalaciones es restringido a partir de quinientos metros de proximidad. La guardia costera o los guardias de Prirazlómnaya podían haber pensado que estaban ante un ataque terrorista. Ahora, tras aclararse, han de someterse a sanciones, pero no se entiende el porqué de unas medidas tan severas.
En 2012, activistas de Greenpeace ya organizaron una acción de protesta en Prirazlómnaya. Tras acercarse a la plataforma en el «Arctic Sunrise», los ecologistas la escalaron y se quedaron colgando de unas cuerdas durante más de doce horas. En aquella ocasión se les dejó marchar, sin haberse abierto sumario administrativo ni penal.
Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2013_09_30/Activistas-de-Greenpeace-seran-enviados-a-centro-penitenciario-en-Murmansk-1295/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí