Nairobi.-La milicia radical islámica Al Shabaab aseguró que un total de 137 rehenes han perdido la vida durante su asalto al centro comercial Westgate en Nairobi.

Luego de fracasar en vencer a los muyahidín, dentro del centro comercial, el Gobierno keniano diseminó gases químicos para finalizar con el asedio, informaron los fundamentalistas a través de su cuenta de Twitter.

Al Shabaab responsabiliza al presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y a su Gobierno de lo ocurrido en Westgate y de las vidas de 137 personas que fueron retenidas por los muyahidín, aseveraron.

Los radicales islámicos avisaron de que al demoler el edificio comercial, el Ejecutivo de Kenia demolió  enterró todas las pruebas y los rehenes bajo los escombros.

Al Shabaab sostiene que las fuerzas de seguridad kenianas lanzaron proyectiles con armas químicas dentro del recinto comercial.

Esta acción habría provocado la muerte de todos los rehenes retenidos por el grupo terrorista, según dijeron.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí