Moscú.-Las autoridades rusas señalaron que investigarán a un grupo de activistas de la organización ambientalista Greenpeace por piratería y terrorismo.
Los activistas fueron detenidos junto a la embarcación Artic Sunrise el pasado jueves, después de que dos activistas intentaron escalar una plataforma de Gazprom, la empresa energética rusa, para protestar contra la extracción de petróleo en el Ártico. El barco fue incautado por militares  rusos que descendieron de helicópteros.
La embarcación fue llevada al puerto Murmansk.

La Ley rusa contempla hasta 15 años de prisión por los cargos de piratería y terrorismo por los que se pretende enjuiciar a activistas de Greenpeace. Antes, la guardia costera había apuntado que los activistas podrían ser acusados de terrorismo. «A los detenidos a bordo del barco se les acusará posiblemente de ‘terrorismo’ porque en un bote que fue bajado del barco se encontró un objeto que parecía una bomba», afirmó la portavoz la guardia costera.
Greenpeace indicó que no tiene información de las personas que viajaban en el barco desde que ocurrió la detención.
La organización le pidió a las autoridades entregar el barco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí