NAIROBI.-El presidente de Kenya, Uhuru Muigai Kenyatta, ha anunciado en un mensaje televisada que el asalto al centro comercial Westgate ha llegado a su fin.

Kenyatta ha confirmado que 5 de los terroristas están muertos» y que otros 11 sospechosos han sido detenidos por la policía.

«Hemos humillado y derrotado a nuestros atacantes», ha asegurado el dirigente keniano, quien ha hecho un balance de la masacre: 61 civiles y 6 soldados muertos. También cifró en 240 las personas que han sido rescatados por el ataque del grupo islamista Al Shabaab que se inició el sábado en un centro comercial de Nairobi.

Según el líder del país africano, varios cuerpos aún siguen atrapados en el centro comercial. Asimismo, ha decretado tres días de luto nacional a partir de mañana.

A su vez, el presidente de Kenya ha asegurado que se han incrementado las medidas de seguridad en todas las grandes ciudades del país y que se han extremado la vigilancia en las carreteras para interceptar criminales.

También tuvo palabras de agradecimiento para todos lo que han participado en la liberación del establecimiento, que se encontraba lleno de personas el día que fue asaltado. «Doy las gracias a los médicos, enfermeras, consejeros y otros voluntarios. Me siento muy honrado y alentado y les doy las gracias por su paciencia», dijo.

También tuvo palabras para los terroristas del grupo Al Shabaab y prometió llevar a estos «cobardes» ante la Justicia.

«Hemos sido muy lastimado y sentimos un gran dolor y pérdida, pero hemos sido valientes, hemos estado unidos y fuertes», afirmó el líder keniano.

Horas antes la Policía había asegurado que estaban retirando los últimos explosivos instalados por los miembros de la milicia radical islámica somalí Al Shabaab en el centro comercial de Nairobi asaltado el pasado sábado, informó el cuerpo policial a través de Twitter.

«Ignorad a los propagandistas», había pedido la Policía keniana, en alusión a las afirmaciones de los terroristas a través de esta red de microblogging, donde aseguran que todavía hay fundamentalistas en el interior del edificio.

«Estamos muy cerca del final», aseguró en ese momento el Ministerio de Interior a través de esta misma plataforma.

El Ejército keniano ha pasado toda la jornada en la operación para «neutralizar la amenaza terrorista». La Policía aseguró a medio día que la operación afrontaba sus «últimas fases» y pidió «paciencia» hasta que pueda ofrecer la información adecuada.

Por su parte, Al Shabaab ha asegurado en un tuit que aún hay rehenes dentro del centro comercial de Nairobi que atacaron sus miembros. «Los rehenes que tienen los muyahidin dentro de (el centro) Westgate siguen vivos, bastante desconcertados, pero aún vivos», afirmó la milicia.

Las fuerzas de seguridad de Kenia habían asegurado este lunes que todos los rehenes habían sido liberados y que el Ejército controlaba el edificio. De hecho, la tranquilidad de la noche en el centro comercial Westgate de Nairobi ha dado paso a nuevos disparos y vuelos de helicóptero.

Las últimas informaciones publicadas de madrugada por el ministerio del Interior indicaban que «todos los rehenes habían sido liberados» y que el Ejército estaba esperando a que amaneciera para hacer un último barrido y asegurarse que «nadie se había quedado atrás».

Sin embargo, por tercera noche consecutiva los comunicados oficiales de las autoridades kenianas han brillado por su ausencia mientras los numerosos relatos ofrecidos por oficiales y testigos directos daban lugar un sinfín de rumores y especulaciones.

Los helicópteros han vuelto a sobrevolar el perímetro a lo largo de la mañana y el Ejército informa, a través de Twitter, de que continúa su operación para «neutralizar la amenaza terrorista» y «peinar» el interior del edificio.

Un soldado que ha participado en los diferentes asaltos comentaba que todos «los terroristas están o muertos o heridos y a la espera de ser evacuados, pero no se puede hacer hasta que sea de día debido a la gran cantidad de humo que hay en el interior del edificio».

Según este mismo militar, las explosiones escuchadas durante la tarde de ayer fueron causadas por la inmolación de uno de los terroristas, lo que contradeciría la versión oficial de que se trataba de un incendio convencional provocado para crear confusión en los equipos tácticos que intentaban entrar en el edificio.

Otros soldados, por su parte, han asegurado que los disparos escuchados durante la noche provienen de uno o dos terroristas que permanecen atrincherados en el interior del centro comercial.

Según estas fuentes, los islamistas estaban ubicados y aislados junto al casino que se encuentra en el interior del centro comercial situado en uno de los pisos superiores.

Al Qaeda tendría un papel activo

Abu Omar, uno de los comandantes de Al Shabaab en Somalia, aseguró en una entrevista con el grupo solo está acatando órdenes: «Al Qaeda son nuestros líderes, nuestros mentores  Todos estamos embarcados en un único conflicto contra la cruzada internacional cristina y por lo tanto somos socios en esto».

Por su parte, la ministra de Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, reforzó está teoría al declarar en varias entrevistas concedidas en Nueva York que Al Shabab no estaba trabajando por su cuenta y que la presencia de ciudadanos americanos y británicos entre los asaltantes demostraba que se trataba de una «amenaza global».

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos mantienen la cautela y prefieren esperar a los resultados finales de la investigación antes de involucrar a ciudadanos occidentales en el asalto.

La Policía ha informado de la detención de más de 10 sospechosos relacionados con este asalto terrorista, en el que después de tres días han fallecido al menos 62 personas y otras 180 han resultado heridas.

Según la Cruz Roja, también hay cerca de 60 desaparecidos con los que no se ha podido entrar en contacto desde que comenzó el asalto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí