Severo Rivera

Diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Sergio Vargas definió como un “crimen” que el Gobierno de Danilo Medina decidiera extender hasta diciembre la “austeridad” de su administración, decisión que afectará la industria del entretenimiento.

La sequía seguirá para los artistas tras la publicación del decreto 262-13 en el que se establece, entre otras cosas, que no habrá fiestas patrocinadas por oficinas gubernamentales, tal y como sucedió el pasado año cuando Medina asumió el poder.

“Para no faltarle el respeto al presidente Medina me gustaría juntarme con sus asesores en esa materia para explicarle como afectará eso a miles de artistas y todo aquel que interviene en la industria”, reflexionó.

Señaló que eso impactará desde las prostitutas, pasando por los músicos y los propietarios de establecimientos. “En el caso de los músicos, de lo recaudado en diciembre es que se cubren las deudas, los compromisos de cierre de año”.

Vargas, quien fue diputado por el PLD, invitó al Gobierno a recapacitar. “Espero que sea así, que puedan variarla, porque ya tuvimos una experiencia el pasado año y se hizo algo a la carrera. De lo contrario invito a quienes trabajamos en la industria a fijar una posición en un encuentro con la prensa, porque esto es un crimen”, dijo al tiempo de lamentar que se esté apagando el entretenimiento.

Otras voces

Sergio Vargas encontró el apoyo de los empresarios artísticos Amable Valenzuela y Evelio Herrera quienes deploraron la decisión.

Herrera, quien además de producir espectáculos, lleva la carrera de su hermano Eddy Herrera, dijo que esa disposición constituye un golpe más para ellos. “Nosotros estamos pagando los platos rotos de personas que han hecho lo que han querido con los recursos del Estado. Para nosotros es un golpe acechado porque ya hemos tenido bastante problemas con la restricción de horario”, sostuvo.

También te podría interesar:   La pandemia deja el Carnaval de Río en suspenso por primera vez en 108 años

Herrera defendió el derecho que tienen los empleados públicos de tener una fiesta al final del año. “Nosotros estábamos acostumbrados a una 300 fiestas que se hacían y con ello podían llevar el sustento a sus familias. Las medidas que se han venido tomando han tirado a la calle a más de mil músicos que no encuentran que hacer”, tras lamentar que cada vez que hay elecciones le dan apoyo a candidatos con la esperanza de cambios que nunca llegan.

Para Amable Valenzuela esto tendrá un impacto en el sector privado, quienes tradicionalmente contratan los servicios de los artistas. “Si a esto le suma la decisión del gobierno esto es un golpe mortal para lo que vivimos del espectáculo. De una agrupación viven de manera directa más de 15 familias”.

Recordó que el pasado año se hicieron algunas presentaciones en los pueblos, pero no tuvo el efecto esperado. “Hago un llamado a los Ayuntamientos para que auspicien fiestas para llevar entretenimiento al pueblo, porque de lo contrario esto si que es lamentable”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.