MIAMI FL,.- La mansión Casa en South Beach, en cuya entrada fue asesinado en 1997 el diseñador italiano Gianni Versace, será subastada por un precio inicial de 25 millones de dólares.

La casa de subastas Fisher Acution Company ha sido la encargada de organizar el evento, que se celebrará en el interior de la mansión pero será cerrado a la prensa.

La subasta, según medios locales, ha despertado el interés de compradores nacionales e internacionales, entre los que figuraría el ex futbolista británico David Beckham y su esposa, Victoria.

Los interesados debían presentar antes de la subasta un depósito inicial de 3 millones de dólares, y demostrar fondos por 40 millones.

La casa tiene unos 6.100 metros cuadrados con 10 habitaciones, 11 baños, una espectacular piscina de mosaicos con incrustaciones en oro, un observatorio astronómico, un jardín barroco con esculturas y techos recubiertos con frescos mitológicos.

Su actual propietario, Peter Loftin, quien se declaró recientemente en bancarrota comercial para reorganizar la deuda, llegó a un acuerdo con los acreedores para sacar a subasta la villa.

Loftin compró la vivienda en el año 2000 por 19 millones de dólares, y la convirtió en un hotel con restaurante de lujo, para ponerla después a la venta por 75 millones de dólares sin ningún éxito.

La compañía acreedora, VM South Beach, que adquirió la hipoteca de la propiedad en 2011 a un banco europeo, ha presentado una oferta inicial de 25 millones de dólares, una cantidad muy inferior a la que se podría alcanzar en la subasta.

Versace compró en 1992 lo que era un viejo edificio de apartamentos de estilo español y lo transformó en un lujoso palacete de estilo Imperio Romano, rodeado de exuberantes jardines, esculturas de bronce y sus famosas cabezas de Medusa -su sello más personal-, empotradas en la verja de los muros que la rodean.

También te podría interesar:   clarotec Educación cierra con notas en azul; participaron más de 26 mil personas

El diseñador italiano fue asesinado de dos balazos en la cabeza el 15 de julio de 1997 en los escalones de la entrada de la mansión tras desayunar en un cercano restaurante donde compraba todas las mañanas “Il Corriere della Sera” y revistas francesas.

El asesino, Andrew Cunanan, un hombre que se prostituía con clientes homosexuales ricos y que fue acusado de otros dos asesinatos, se suicidó nueve días después en una casa flotante anclada a unos dos kilómetros al sur de la mansión de Versace, tras una intensa búsqueda por parte de las autoridades estadounidenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.