MANILA.-En Filipinas las fuerzas del gobierno comenzaron una ofensiva disparando cohetes desde helicópteros para desalojar a los rebeldes musulmanes que tomaron el control de partes de la ciudad de Zamboanga hace más de una semana.
Los líderes del país deseaban lograr un fin negociado pero un corresponsal de la BBC indica que ahora quieren poner fin a la batalla lo más rápido posible.
Los insurgentes, del Frente Moro de Liberación Nacional, indican que quieren establecer un estado musulmán independiente en la isla de Mondanao, en el sur del país.
Se piensa que mantienen a civiles como rehenes.

También te podría interesar:   Putin felicita a Alemania por los 30 años de su reunificación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.