El reconocido basquetbolista de Los Chicago BULLS  Dennis Rodman regresó a Corea del Norte en su segunda visita del año para encontrarse con el joven líder del país, Kim Jong-Un.
El viaje se produce pocos días después de que Corea del Norte rechazó la visita de un enviado de Estados Unidos, quien tenía la esperanza de lograr la liberación de Kenneth Bae, un misionero estadounidense encarcelado.
Rodman le dijo a la prensa en el aeropuerto de Pekín que iba a hablar de la creación de una liga de baloncesto en Corea del Norte y no sobre el misionero.
Durante su última visita, en febrero, el deportista pareció llevarse bien con Kim Jong-un, quien es un fanático del baloncesto.

También te podría interesar:   El contagio de COVID-19 se desacelera en Quito, que supera los 40.000 casos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.