VENECIA-ITALIA.-El renombrado director inglés Stephen Frears deslumbró en Venecia con “Philomena”, una comedia que arranca lágrimas y risas interpretada por la magnífica actriz Judith Dench en el papel de una madre irlandesa que busca al hijo que la iglesia le arrebató 50 años atrás, que el cineasta espera que el papa Francisco la vea.
“Espero que el Papa vea la película, porque me parece una persona buena y sensible”, aseguró este sábado Frears, quien recalcó que su filme no pretende ser una denuncia, ni generar escándalo por los abusos cometidos en los años 50 por la iglesia irlandesa, como ocurrió con el filme irlandés “Magdalene”.
La última película de Frears compite por el codiciado León de Oro junto con otros 20 títulos y fue generosamente ovacionada durante la proyección a la prensa especializada por la hábil manera con la que combina comedia con tragedia, sentimientos con ironía.
Basado en el libro “The lost child of Philomena Lee”, escrito por el periodista Martin Sixsmith, la película cuenta la cruel y verdadera historia de una joven irladensa, madre soltera, que tuvo que dar en adopción a los 18 años a su bebé a una acomodada pareja estadounidense a través de la entidad religiosa donde había dado a luz.
Cincuenta años exactos después de ese parto, en 2004, Philomena revela su secreto e inicia un increíble viaje de búsqueda de su hijo de la mano de un periodista cínico y deprimido, interpretado por el popular actor Steve Coogan, en el que abundan las sorpresas, la ironía y también la denuncia.
“Yo pienso como el periodista”, reconoce Frears, quien pone en boca del reportero una frase de indignación ante el comportamiento de las monjas del instituto irlandés tras obstinarse en esconder toda información, sobre todo la venta de esos niños: “Malditos católicos”, clama.
“Como no tengo educación católica, no logro entender por qué Philomena no condena a las monjas por su falta de piedad y prefiere perdonarlas. Pero lo interesante de esta historia es que ofrece dos visiones”, perdón y odio, explicó el cineasta, que impregnó el filme de humor inglés.
Frears, que compite por cuarta vez en Venecia, maneja un guión brillante y sabe aprovechar las magistrales actuaciones de Dench y Coogan, que deberán convencer al espectador y al jurado presidido por Bernardo Bertolucci y del que forma parte el chileno Pablo Larraín.

También te podría interesar:   Paddy Considine, primer fichaje para la precuela de "Game of Thrones"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.