Los inspectores de armas químicas de Naciones Unidas dejaron Siria tras investigar acusaciones de un ataque con gas venenoso en los suburbios de Damasco.
Su partida a Líbano ocurrió horas después de que Estados Unidos justificara su posición sobre la necesidad de una acción militar contra el régimen de Bashar al Asad.
Estados Unidos indica que hay evidencia irrefutable de que el ejército sirio es el responsable del ataque químico que mató a más de 1.400 personas.
Sin embargo, el presidente Barack Obama indicó que no ha tomado una decisión final en torno a lo que llamó una respuesta militar limitada.
Un corresponsal de la BBC indica que la partida de los inspectores de Siria elimina los obstáculos tanto prácticos como políticos para lanzar una ofensiva militar encabezada por Estados Unidos.

También te podría interesar:   El sector de la aviación internacional pide la eliminación de las cuarentenas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.