Bogota.-El Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) liberó al ciudadano canadiense Gernot Wober, en su poder desde hace 7  meses, dando así un importante paso hacia un posible diálogo de paz con el segundo grupo guerrillero de Colombia después de las FARC.

“El señor Wober fue entregado por el ELN en una zona rural del sur de Bolívar a una misión humanitaria integrada por delegados del CICR y, a petición del ELN, por el Arzobispo de Cali y el superior de la Comunidad Jesuita en Colombia”, informó el Comité Internacional de la Cruz Roja en un comunicado.

“Un médico del CICR examinó al señor Wobert para comprobar su estado general de salud, y nos alegra saber que pronto podrá reencontrarse con sus familiares”, dijo el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Jordi Raich.

La liberación de los rehenes en poder del ELN, y en particular la de Wober, es la principal condición del gobierno del presidente Juan Manuel Santos para iniciar conversaciones de paz con este grupo guerrillero.

Por eso muchos esperaban que junto al canadiense este martes también fuera liberado el colombiano Luis Andrés Montes, secuestrado en el departamento de Antioquia el 30 de julio de 2012, lo que no ocurrió.

“Esperamos que este esfuerzo, contribuya a un sano intercambio y aporte por la paz de Colombia”, dijo sin embargo el ELN en un comunicado publicado en su página web.

“Queremos resaltar en nuestro mensaje, que este desenlace exitoso demuestra, que son posibles las soluciones negociadas de los conflictos, aun existiendo intereses contrapuestos”

ELN

También te podría interesar:   Venezuela se acerca a los 70.000 contagios de COVID-19

“Queremos resaltar en nuestro mensaje, que este desenlace exitoso demuestra, que son posibles las soluciones negociadas de los conflictos, aun existiendo intereses contrapuestos”, agregó la organización.
7 meses
Wobert, quien se desempeñaba como director de exploraciones de la empresa minera canadiense Braeval Mining había caído en manos del ELN el 18 de enero pasado en una mina de oro del departamento de Bolívar (en el norte del país), junto a dos ciudadanos peruanos y tres colombianos.

Los otros rehenes fueron liberados en febrero, pero Wober fue retenido para conseguir que su empresa devolviera unos títulos mineros que, según el grupo guerrillero, había conseguido de manera ilegítima.

Y el 23 de julio pasado, Braewal Mining anunció su salida de la zona por “cambios desfavorables en el mercado”, allanando así el camino a la liberación de su vicepresidente de exploraciones.

El tema de la inversión extranjera en los grandes proyectos extractivos a los que les ha estado apostando Colombia siempre ha sido parte de la agenda del ELN, organización fundada en 1965.

Muchos analistas consideran que el mismo tendría que ser parte de la agenda de cualquier diálogo de paz, así como el tema del desarrollo rural es parte de la agenda de negociación con las FARC.

Y el grupo guerrillero aprovechó su comunicado de este martes para dejar sentada su posición al respecto.

“El ELN tiene claro, que para la vida del país, es necesaria la Participación Extranjera, siempre y cuando esté fundamentada en acuerdos de mutuo beneficio, que no lesionen el interés nacional”, se lee en la publicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.