La Voz de Rusia. En Italia se está dando cima al rodaje de la película, titulada El santo y el hombre, sobre un ser de los más famosos y venerados del siglo XX: el obispo de Roma Juan Pablo II.

Su director es el italiano Andrea Porporati. El papel protagónico en la cinta está a cargo del famoso actor ruso Alexei Guskov. El actor conversó con La Voz de Rusia sobre el trabajo en la imagen de Juan Pablo II. “Está basado en un libro laico, en el que no existe el componente oficial de la vida del santo padre. Lino Zani, quien tuvo la dicha de haber sido el guía espiritual del pontífice, habla de su proceso de madurez en la juventud. Pero, de una u otra manera, en la obra se plantean muchos temas importantes para toda la sociedad”.
La cinta El santo y el hombre, es la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Lino Zani, instructor personal de esquí y amigo del pontífice. En cuanto salió el libro de las prensas devino un bestseller en Italia. La narración abarca un vasto período, desde 1981 hasta 2005. Alexei Guskov apuntaba:
—Son muy pocas las escenas en el Vaticano. Ellas tienen lugar, en general, fuera de los muros de la Santa Sede, cuando el papa contactaba realmente con el mundo laico. No son discursos suyos, ni actividad política, si cabe la expresión, ni religiosa tampoco: es simplemente la vida real. Y pienso que el relato sobre esto puede resultar de interés para el espectador, como lo fue para mí.
El rodaje tomó todo el mes de julio y los primeros días de agosto, sobre todo en las montañas. La labor fue muy intensa. En la película participan actores italianos famosos: Giorgio Pazotti, Claudia Pandolfi, Giuseppe Cederna, quien tuvo un papel protagónico en la cinta Mar Mediterráneo, distinguida con un Oscar.
Alexei Guskov recuerda que las filmaciones eran de diez a doce horas al día, “pero nadie refunfuñaba”:
—Todos entendíamos que no trabajábamos en una cinta más, sino en un filme sobre el Sumo Pontífice. Todo el grupo estaba muy motivado con el proyecto, lo que es importante. Recuerdo un día de rodaje en las montañas, a donde partimos a las ocho de la mañana y regresamos a las dos de la noche. Nadie dijo una sola palabra, porque eran personas motivadas…
Alexei Guskov es un actor muy popular en Rusia y cotizado. Sin embargo, define de proyecto extraordinario y, de regalo del destino, la filmación en El santo y el hombre. El actor leyó numerosas obras, trabajando en el papel, y vio no pocos videos. Cuenta que el punto de partida en la comprensión de la personalidad de Juan Pablo II fue su conocida exhortación: “No temáis”. Es cierto que se refería sobre todo a la religión, en el sentido de, no temáis y abran las puertas a Cristo. Pero, también en el sentido de, no temáis vivir, no teman aceptar el mundo tal como es…
“Si la oferta del rodaje hubiese llegado después de la canonización de Juan Pablo II, posiblemente no me habría atrevido a interpretarlo. En tanto aquello no ocurría, tuve el coraje suficiente para asumir ese papel”, indica Alexei. El actor confiesa: solo durante el trabajo comencé a tomar consciencia de cuán pesada era la carga:
—Pues yo soy fumador, y la jornada era de diez, once horas. Y ahí estoy de sotana y collarín, más un sinnúmero de personas a mi entorno. Me voy a dar una pitada a un rincón, con mucha pulcritud, para lo que me quito la sortija papal… Y de todas maneras se acerca una mujer y me comenta: “Soy de Brasil y yo lo ví (al papa), recibí su bendición cuando viajó hasta nosotros. ¿Me permite usted que lo toque? … U otra vez cuando la filmación era fuera de Roma, junto a un monasterio. Dos monjitas subieron hasta el monasterio. Una de ellas me divisó y se lanzó de rodillas, y yo, a escapar de ella exclamando: “Esta es una película, una película”…
No se ha celebrado aún la canonización de Juan Pablo II, y en la historia mundial ha ingresado ya con un largo listado de méritos. Y la comunidad rusa de actores puede sentir legítimo orgullo de que el papel del venerado santo padre, en un filme italiano, lo protagonizara justamente un actor de nuestro país. La cinta debe estar ya completamente terminada para abril de 2014, para la canonización de Juan Pablo II. Es obvio que primeramente la verán los italianos. Luego los polacos, los alemanes. No cabe duda que las compañías distribuidoras rusas están ya interesadas en El santo y el hombre, interpretada por nuestro Alexei Guskov.
Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2013_08_23/Actor-ruso-protagoniza-al-obispo-de-Roma-Juan-Pablo-II-5376/

También te podría interesar:   "The Batman" se verá en 2022 por el efecto dominó de la pandemia en Hollywood

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.