Por: Abel Manuel Rodríguez Duverge
Presidente de la Federación de Jóvenes Municipalistas
Twitter: @AbelFEJOMU

 Santo Domingo. En Latinoamérica y el Caribe existe una cantidad ascendente a 200 millones de personas menores de 30 años, esto nos indica que el desarrollo sostenible de la región tiene gran dependencia de esta generación, según datos del BID.

Cientos de miles de jóvenes se encuentran empujando por el desarrollo de sus comunidades en todos los ámbitos. Estos han contribuido a la construcción de democracias estables, economías sostenibles y sociedades basadas en la igualdad. Han venido innovando socialmente logrando impactar positivamente sus comunidades. Sin embargo, un alto porcentaje de estos jóvenes no están siendo incluidos para participar en los programas de gestión municipal que buscan lograr el desarrollo local juvenil.

El desarrollo local juvenil se basa fundamentalmente en la cohesión del gobierno local y los grupos sociales de las comunidades, donde determinan la administración de sus recursos, identifican fórmulas para crear nuevos empleos y estimular la actividad económica, priorizando que las industrias alternativas y endógenas sean impulsadas por el gobierno central, por las instituciones estatales y financieras y por el gobierno local.

Los municipios constituyen el tejido social de mayor importancia de un determinado territorio. El 63% de los munícipes de la República Dominicana son menores de 35 años, por lo que las políticas públicas locales deben ser inclinadas en gran medida para beneficiar este segmento poblacional.

Los jóvenes deben ser favorecidos con mayores oportunidades de inserción en la toma de decisiones relevantes de las instituciones a fin de poner al servicio de la nación todos los conocimientos adquiridos.

También te podría interesar:   EE.UU. supera los 206.800 muertos y 7,22 millones de casos de coronavirus

Las sociedades de la era de la globalización ameritan de la participación e innovación social juvenil como factores que contribuyen a resolver los problemas tradicionales que afrontan al desarrollo con nuevas herramientas y nuevas soluciones vanguardistas.

Es indiscutible que los jóvenes dominan las tecnologías, poseen conocimientos, destrezas y habilidades pero los espacios de inserción están copados por personas que uno de sus mayores valores agregados es la experiencia. Este mayoritariamente no se encuentra en los jóvenes.

Sin embargo, los gobiernos locales necesitan de la energía, visión y creatividad de los jóvenes para transformar su entorno y convertirlos en comunidades autosostenibles, mejor ambientadas, más interconectadas y mayor vivibles.

La inclusión de los jóvenes en la búsqueda de nuevas herramientas que contribuyan al desarrollo de la municipalidad debe ser inminente e impostergable. Estos son compromisarios del presente y del futuro de la nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.