New York.-Shira Scheindlin juez  federal  ha dictaminado que el polémico programa stop-and-frisk (parar y registrar) del Departamento de Policía de New York viola los derechos constitucionales de las minorías.
El programa consiste en que oficiales de la Policía detienen e interrogan a decenas de miles de peatones sin ninguna causa. Además, los revisan en busca de armas u otros artículos de contrabando.
La policía ha realizado cerca de 5.000.000 de estos registros en los últimos 10 años.
La jueza Shira Scheindlin dijo que las autoridades de la ciudad sabían que las medidas significaban potenciales violaciones de derechos, pero que optaron por ignorarlos.
El número de estos registros ha aumentado considerablemente desde que Michael Bloomberg se convirtió en alcalde en 2002. La alcaldía ha justificado la medida a partir de una fuerte caída de los delitos violentos y del número de armas ilegales.
La jueza ha ordenado una serie de reformas y designó un monitor independiente para supervisarlas.

También te podría interesar:   Solicitan a la Procuraduría investigar el costo de Punta Catalina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.