ROMA.-El papa Francisco instó a cristianos y a musulmanes a trabajar juntos para promover el respeto mutuo educando a las nuevas generaciones de creyentes.
El pontífice hizo ese llamado al término del rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro en Roma coincidiendo con el fin del Ramadán.
Según el corresponsal de la BBC en Roma David Willey, el Papa Francisco, que ha hecho de su preocupación por los pobres el eje de su pontificado, hizo estas declaraciones ante decenas de miles de fieles que se concentraron en la plaza pese a las altas temperaturas del verano romano.
Al contrario de sus predecesores que pasaban el verano en la villa papal de Castel Gandolfo, a las afueras de la capital italiana, el Papa ha preferido seguir trabajando en el Vaticano durante las vacaciones estivales.

También te podría interesar:   Europa avanza hacia los toques de queda para detener el virus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.