Santo Domingo, (EFE).- La Alianza Dominicana de Defensa de los Consumidores y Usuarios (Asodecu) advirtió hoy a las autoridades del Ministerio de Salud Pública sobre la leche contaminada procesada por la principal empresa exportadora de lácteos del mundo, Fonterra, de Nueva Zelanda, que ha procedido a retirar numerosos productos tras detectarse que estaban contaminados con una bacteria que causa botulismo, una enfermedad que puede ser mortal.

La compañía admitió la contaminación al asegurar que al día de hoy ha retirado el 90 por ciento de la leche de fórmula para bebés que estaba contaminada y que ya se encuentra fuera de circulación, y que lo que resta será retirado en las próximas 48 horas.

Asodecu, una organización que defiende los intereses de los consumidores y usuarios, demandó del Ministerio de Salud Pública identificar a la empresa nacional vinculada a Fonterra ya que esta estableció en el año 2002 una sociedad con la empresa Nestlé denominada Dairy Partners Americas, mediante la cual abastecen a clientes en América Latina de productos lácteos.

El presidente de Asodecu, Rigoberto Rosario, espera que las autoridades de Salud pública, Ganadería, Agricultura, Industria y Comercio y Aduanas tomen cartas en el asunto y procedan a indagar si al país llegó a penetrar la leche producto del escándalo que puso en alerta a la mayoría de naciones del mundo, para buscar los correctivos de lugar y no tener que lamentar por falta de decisiones.

Fonterra ordenó el sábado la retirada mundial de productos lácteos tras descubrir que en la fabricación de mayo del año pasado se produjo una contaminación con la bacteria del botulismo (clostridium botulinum) al pasar los productos por una tubería de procesamiento contaminada.

El grupo Danone, que utilizó el suero de la leche en su fórmula para bebés Nutricia, ha retirado también sus productos en China y Nueva Zelanda.

En China hay cuatro empresas afectadas, sobre todo Dumex, un fabricante de leche de fórmula que había comprado al parecer 208 toneladas del suero de leche contaminado.

China, imitada rápidamente por Rusia y Arabia Saudita, retiró de la venta productos lácteos, incluyendo leche en polvo para bebés, del gigante agroalimentario neozelandés Fonterra, que alertó sobre la presencia en algunos de sus lotes de una bacteria que puede causar botulismo, una peligrosa enfermedad.

Por su parte, el grupo agroalimentario francés Danone, que cuenta entre sus proveedores al productor neozelandés, retiró en algunos países de Asia varios lotes de leche en polvo de sus marcas locales Dumex y Karicare.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí