China prohibió este domingo toda importación de leche en polvo desde Nueva Zelanda, luego de que el principal fabricante de lácteos neocelandés, Fonterra, hallara que algunos de sus productos tenían la cepa de una bacteria que puede causar botulismo, una enfermedad que a veces es mortal.
El ministro de comercio neocelandés consideró “apropiada” la decisión china.
El anuncio de Fonterra llevó al retiro de más de 1.000 toneladas de lácteos en 7 países.
China es un gran importador de productos lácteos de Nueva Zelanda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí