Un barrio de mayoría cristiana en la ciudad de Kano, en el norte de Nigeria, ha sido blanco de una serie de explosiones. Según algunos informes, unas diez personas han muerto y decenas resultaron heridas.
Testigos dijeron que las bombas fueron colocadas cerca de bares llenos de gente y al aire libre en el distrito de Sabon Gari, donde los clientes estaban jugando billar y tenis de mesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí