Severo Rivera

Santo Domingo. Cuando nos iniciamos en el periodismo, en la década de los años 80, los que hicieron fortuna a costa del negocio ilícito de las drogas comenzaron a incursionar con fuerza en la industria del entretenimiento local. La bujía inspiradora fue el gran éxito que los narcotraficantes lograron en naciones como Estados Unidos y en otras latitudes.

En esa década, recuerdo, el negocio de las drogas solo se manejaba en un ambiente “exclusivo”. La marihuana, por ejemplo era muy poco conocida en los barrios marginados. Sin embargo, la penetración cultural procedente de Estados Unidos se dejó sentir con fuerza. Además de conocimiento, la influencia trajo consigo a los grandes del negocio de las drogas. (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí