El País, España. El maquinista del tren siniestrado en Santiago, Francisco José Garzón,quedó este domingo en libertad con cargos tras testificar durante dos horas ante el juez que instruye la causa por el accidente ferroviario más grave de las últimas cuatro décadas y en el que murieron 79 personas el pasado miércoles. Se le ha retirado el pasaporte, deberá comparecer semanalmente en el juzgado y devolver la licencia, con lo que queda inhabilitado para pilotar ferrocarriles. En su relato, que comenzó a las 20.00 en los juzgados de Santiago, el conductor admitió su responsabilidad en el siniestro. Reconoció que entró a 190 kilómetros por hora en la curva de Angrois, un tramo limitado a 80, por “un despiste” y que esa fue la razón del descarrilamiento. Evitó quejarse del trazado, las condiciones de la vía o el estado del tren, según fuentes judiciales.
Video del accidente de tren:
Oída su explicación, el fiscal del caso, Antonio Roma, evitó pedir cárcel y se conformó con esas medidas cautelares. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia informó al filo de la medianoche que se le imputan se le imputan “79 delitos de homicidio y una pluralidad de delitos de lesiones, todo ellos cometidos por imprudencia profesional”. Es la hipótesis que ha manejado desde el principio la policía, que al día siguiente del siniestro fue a arrestar a Garzón a la habitación 381 del hospital Clínico de Santiago, donde permanecía ingresado como una víctima más, con nueve puntos de sutura y una brecha en la cabeza.

La historia completa aquí: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/07/28/galicia/1375003993_995149.html

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí