Santiago de Compostela Galicia-España.- Veinte de las personas que resultaron heridas ayer al descarrilar un tren en Santiago de Compostela están en estado crítico y el número de víctimas mortales asciende por el momento a 78, ha informado el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

Juárez ha acudido esta mañana al Hospital Clínico de Santiago de Compostela para interesarse por el estado de los heridos en el suceso, que ha cifrado en 130 aunque que este dato puede variar, y ha relatado que hay 20 víctimas cuya vida corre peligro.

A primera hora de la mañana tres de estos heridos críticos estaban sin identificar, pero a mediodía ya habían sido identificados todos, después de que varios familiares acudieran al hospital y les reconociesen, han informado fuentes sanitarias.
Juárez ha explicado que esta mañana había contabilizados 78 fallecidos pero se continúa trabajando en una zona de difícil acceso y la cifra “puede subir”.
En este sentido ha precisado que no tiene constancia de que quede algún cadáver en los vagones más afectados, pero “tampoco de que no queden”.
Sobre las causas del suceso, Juárez ha incidido en que se está investigando y ha matizado que “contrariamente a lo que circuló en un primer momento, a día de hoy no tenemos ningún indicio que nos indique que eso no fuera un accidente, y por lo tanto, salvo que surjan elementos nuevos, esto ha sido un accidente”.
“Aparentemente los motivos han sido un descarrilamiento y es posible que la velocidad tenga que ver con ellos”, ha explicado, aunque ha incidido en que hay que tener cautela hasta que avance la investigación.
El delegado ha dicho que la prioridad ha sido la atención a los heridos, que ha funcionado muy bien, y ha expresado su agradecimiento a todos los profesionales médicos que acudieron a los diferentes hospitales ayer de manera voluntaria para trabajar y los ciudadanos que protagonizaron una “avalancha” de donaciones de sangre.
Asimismo ha transmitido sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales y ha reconocido que algunos ciudadanos “están preocupados e incluso molestos porque hasta este momento no se ha podido empezar a dar datos de las personas fallecidas”.
En este sentido ha explicado que ha habido muchos fallecidos y su identificación “conlleva un protocolo y tiene su exigencias”, ya que “no se quieren cometer errores en esa materia, porque serían errores muy graves”
“Aún sin completar totalmente los protocolos necesarios, se van a dar los nombres de los identificados sobre los que se cree que no hay margen de error”, ha añadido, precisando que es el juez el que determina cuándo se puede comunicar.
Juárez ha subrayado que se está trabajando en este ámbito “con toda la rapidez” y ha pedido comprensión a las familias afectadas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí