Rosabel Tavera.

Benicàssim (Castellón), (EFE).- El espectáculo de The Killers, el lirismo y la potencia en perfecto equilibrio de Woodkid y el folk puro de Jake Bugg han puesto hoy el cierre a la edición número 19 del FIB espantando los fantasmas y haciendo que los miles de fiberos estén deseando volver a Benicàssim a celebrar por todo lo alto el 20 aniversario de la cita musical.

Después de todos los rumores y las dudas, la música se ha impuesto en el Festival Internacional de Benicàssim, una cita, en la que como dijo ayer Alex Turner, líder de Arctic Monkeys, “¿quién no querría tocar?”. (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí