Santo Domingo. La Sociedad Dominicana de Pediatría aseguró que la vacunación temprana y oportuna es la principal garantía de la reducción de muchas enfermedades que afectan a la población infantil dominicana

Asimismo, vacunar a un niño sale más barato que cubrirle en su adultez tratamientos por enfermedades que significaran gran gasto para el Estado, la familia y producirán ausentismo laboral

El doctor Rodolfo Soto Ravelo, nuevo presidente de la Sociedad de Pediatría, resalto que la vacuna del rotativus que se ofrece en los planes de vacunación estatales, ha impactado en el tema y menos muertes.

Valoro que en los próximos meses también se aplicara la vacuna contra el neumococo, por lo que muchas muertes se van a prevenir a través de esa vacunación.

“Eso va a repercutir en que a mediano plazo se note la disminución de la mortalidad infantil”, comento, al ser entrevistado en el congreso de la Sociedad de Pediatría, que culmino este sábado con 130 conferencias y disertantes de 11 naciones.

Resalto que esos retos son un compromiso de toda la sociedad, no solo de las autoridades de salud.

Agrego que tres de cada cuatro niños contados como muerte materno infantil, son fallecimientos que se pueden prevenir.

Por otro lado, la  exministra de Salud de Costa Rica, María Luisa Avila, dijo que la vacunación es la garantía de que se produzcan menos muertes materno infantil en el continente y en República Dominicana.

Manifestó que la “mejor inversión que puede hacer la República Dominicana en la salud de sus ciudadanos es vacunar los niños en cuya inversión solo destinaría 30 dólares por cada niño”.

Sostuvo que eso que evitaría futuros gastos en tratamientos de enfermedades respiratorias, virus de pailona humano y hepatitis, entre otras.

Dijo que la industria farmacéutica no presta la debida importancia al tema de las vacunas e invierte más de 340 millones de dólares al año en medicamentos para curar enfermedades; sin embargo, solo 6 millones en medicamentos de prevención como las vacunas.

Agrego que las vacunas significan equidad de oportunidades para todos y gracias a las mismas se han controlado en Latinoamérica enfermedades como la viruela, la hepatitis B, la varicela y la meningitis.

Ávila, catedrática de infectología de la Universidad de Costa Rica, dice que las ventajas de la vacuna es que van a grupos bien definidos, hay un contacto directo y no altera los estilos de vida.

Apuntó la brecha que existe entre los países desarrollados y los países pobres y dijo que hay vacunas que tardan hasta 10 años en llegar de un país a otro.

Ávila resaltó que un niño con salud y educación ayudará al país a salir adelante. Señala que debe cambiarse la creencia de que las vacunas son caras, ya que ahorran dinero a largo plazo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí