Raquel Martori

La Habana, (EFE).- Hace diez años y con pocos días de diferencia se apagaron las voces de dos grandes de la música cubana con diferentes trayectorias pero cuyo legado sigue presente: Compay Segundo, que paseó el son por medio mundo, y Celia Cruz, la reina de la salsa al irrepetible grito de su “¡Azúcar!”.

Compay, identificado como el “Patriarca del Son”, y Celia, “la Guarachera de Cuba”, fallecieron con tres días de diferencia en julio de 2003: él murió el 13 en su casa de La Habana, y ella el 16, pero en Nueva Jersey (Estados Unidos). (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí