Buenos Aires.-El canciller argentino, Héctor Timerman, denunció este viernes que más de un centenar de figuras políticas de su país han sido víctimas de espionaje electrónico y aseguró que recurrirá a la justicia.

Al término de la cumbre del Mercosur en Montevideo, Timerman declaró a los medios que recibió “un sobre cerrado con una lista de más de 100 personas que incluía direcciones de correo electrónico y sus claves”.

El canciller se negó a identificar cuál país dirigía el operativo, a pesar de las consultas de los periodistas.

“Recibí la lista de parte de un funcionario de un país presente en la cumbre, al que se lo dieron de un tercer país”, precisó.

Reportes señalan que entre las personas espiadas figura el vicepresidente argentino, Amado Boudou y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí