ROMA.-El Vaticano ordenó congelar las cuentas bancarias de un integrante de alto rango del clero católico involucrado en una operación de lavado de dinero.

Monseñor Nunzio Scarano fue arrestado en junio pasado, acusado de contrabandear más de US$26 millones en efectivo desde Suiza hacia Italia.

El dinero estaba presuntamente destinado a amigos ricos del clérigo en la ciudad sureña de Salerno.
El clérigo permanece actualmente en prisión en Roma, donde fue interrogado, en una investigación más amplia sobre el Instituto para las Obras de Religión, conocido como el Banco Vaticano.
La entidad está siendo investigada por los fiscales, bajo sospecha de haber sido utilizado como un paraíso fiscal, y el congelamiento de fondos de Scarano podría extenderse a otras personas, según informaron las autoridades.
El papa Francisco declaró que colaborará con los investigadores italianos en el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí