La Voz de Rusia. El verdadero culpable de los problemas que sufrió el avión del presidente boliviano Evo Morales, al cruzar recientemente el espacio aéreo de Europa, es Washington con sus servicios secretos. Nuestro analista político Ígor Kudrin estima que las razones para sacar esta conclusión están sobrando.

Las declaraciones de testigos presenciales y expertos desvirtúan totalmente los intentos de los líderes de Francia, Italia, Portugal y España de negar su implicación en el retraso deliberado de la partida del avión de Evo Morales desde Viena. Y ratifican una vez el hecho de que estaban cumpliendo una instrucción o una solicitud de Washington. No uso la palabra “orden” que sería la más conveniente para el caso, porque a falta de pruebas escritas Washington rechaza todas las acusaciones orales. Lo hace de manera burda y descarada sin el más mínimo remordimiento de conciencia ante sus socios europeos que tanto se esforzaron por hacerle ese inmoral e ilegal favorcito. Negárselo fue todo un problema porque Washington parecía más que convincente al demostrarles por canales oficiales, aunque de palabra, y no por escrito, que el presidente de Bolivia escondía en su avión, quien sabría dónde, en un armario o bajo el asiento, al exagente fugitivo de la CIA. El ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca acaba de calificar el caso de la siguiente manera:PREZIDENT_BOLIVII_V_CENTRE_MEZHDUNARODNOGO_KONFLIKTA
—La detención del avión del presidente Morales es más que una agresión contra Bolivia. Es una violación de todas las normas internacionales.
Respecto al exanalista de la CIA, Edward Snowden, acusado en EEUU de alta traición, las pruebas recogidas contra él por la contrainteligencia estadounidense son tan graves que, de ser capturado, enfrentaría la pena capital. EEUU reconoce que lo está buscando, pero niega haber recurrido a la ayuda de sus socios y aliados europeos en este asunto. El Departamento de Estado informó a representantes de la prensa internacional que “se lava las manos en el episodio del avión de Evo Morales”. Tal vez por eso nos llamó la atención, entre los múltiples comentarios de nuestros oyentes, la carta de Juan Roberto Diez que con mucha indignación califica la acción contra el avión boliviano de piratesca y vergonzosa, porque puso en peligro la vida de uno de los grandes líderes latinoamericanos.
 Las últimas noticias desde los palacios presidenciales de algunos países latinoamericanos también son bastante elocuentes. Venezuela y Nicaragua anunciaron que están dispuestos a conceder asilo político a Snowden, porque respetan este derecho a una persona amenazada de pena capital. El líder cubano Raúl Castro respaldó esta actitud apenas ayer, al intervenir en el parlamento nacional. En su caso es comprensible. En su momento, Washington se negó a entregar a Cuba a un terrorista implicado en la organización del atentado contra un avión cubano, en el que murieron setenta y tres personas. Los estadounidenses no entregaron ni castigaron al autor intelectual del más horroroso acto de terrorismo aéreo en Latinoamérica. Recientemente, Brasil exigió explicaciones a Washington por estar interviniendo con carácter regular las comunicaciones telefónicas de millones de sus ciudadanos y algunas compañías. Retomando el caso Snowden, no sabemos cuál de las opciones escogería para salvarse. Solicitó asilo a decenas de países. Los que temen la venganza de Washington, ya se lo negaron. Lleva ya dos semanas en un aeropuerto de Moscú pensando en su próximo destino. El tiempo no apremia, porque Rusia ha dado claramente a entender que jamás lo entregaría a Washington.
Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2013_07_10/Evo-esta-en-el-foco-de-un-escandalo-internacional-1108/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí