Canadá.- 13 personas han sido confirmadas como muertas y 40 siguen oficialmente desaparecidas a raíz del descarrilamiento y explosión la madrugada del sábado de un tren cargado de petróleo en el pueblo de Lac-Megantic, en Quebec, Canadá.
Las autoridades informaron que ocho cuerpos más fueron encontrados entre las ruinas del centro del pueblo que quedó arrasado a consecuencia del estallido ocurrido la madrugada del sábado y al que apenas pudieron llegar este lunes los investigadores.
Además, equipos ambientales trabajan en la remoción de parte del crudo que llegó al río local y que podría afectar las fuentes de agua potable de la cercana ciudad de Quebec.
La empresa operadoras del tren informó que el convoy de cisternas cargado con petróleo crudo había sido detenido a las afueras del pueblo a la espera de un cambio de personal, siguiendo los procedimientos de seguridad.
Las autoridades dicen que analizan varias opciones para explicar el desastre, incluida una acción criminal de alguien que haya desactivado los frenos del tren.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí