Madrid.- Con su único concierto de 2013 en España, Bruce Springsteen inicia mañana en Gijón-Asturias un reinado que le convertirá en el protagonista estival de los escenarios, de las librerías y de las salas de cine del país, gracias a otras dos importantes novedades culturales.

Junto a la última cita de su exitosa gira “Wrecking ball”, que en 2012 escribió páginas históricas en ciudades como Sevilla y Madrid, el 22 de julio se estrena el documental “Springsteen & I”, producido por Ridley Scott. Además, los lectores ávidos de palabras sobre el “Boss” tienen ya disponible su primera biografía autorizada.

“La primera vez que alguien llamó  Bruce Springsteen fue a principios de 1971, en el comedor de un frío apartamento en Asbury Park. La planta baja, un antiguo salón de belleza, era la casa de Steven Van Zandt, Albee Telloen y John Lyon, músicos que, pese a contar con apenas 20 años, eran veteranos del circuito de clubes de Nueva Jersey”, arranca el prólogo de “Bruce”.

Publicado por Libros Cúpula, se trata de la primera obra en 25 años en la que ha colaborado el intérprete de “Born to run” para relatar su vida, desde su infancia en Nueva Jersey en el seno de una familia de clase obrera, así como sus relaciones sentimentales y su exitosa trayectoria artística.

Sus impresiones toman forma bajo la pluma de Peter Ames Carlin, escritor, periodista y autor de otras biografías de éxito, como la que realizó sobre Brian Wilson, de los Beach Boys, o sobre Paul McCartney.

Otra visión del artista, la que tienen de él sus incondicionales seguidores, centrará el documental “Springsteen & I”, de Baillie Walsh, que se estrenará simultáneamente en 50 países de todo el mundo, incluido España, e incluirá actuaciones inéditas de su carrera captadas por sus fans.

“Esta película, bellamente facturada, nos acerca a una perspectiva poderosa y única sobre la relación entre el artista y el impacto que ha tenido en aquellos con los que su música ha conectado a un nivel muy profundo”, ha dicho el director de cine Ridley Scott, que aquí ha ejercido de productor.

El metraje de “Springsteen & I” utiliza únicamente material aportado por seguidores, que relatan experiencias personales vinculadas con este artista, que acumula 120 millones de discos vendidos en todo el mundo, 20 premios Grammy, dos Globos de Oro y un Óscar de la Academia de Cine de Hollywood.

Con tal bagaje, parece lógico que entre concierto y concierto, aproveche para tomarse un merecido descanso junto a su familia, como ha hecho estos días en San Sebastián, en los momentos previos a su esperado concierto asturiano.

Amante de las excelencias españolas, Springsteen es correspondido igualmente en su romance con el público de este país, que agotó en apenas cuatro horas las más de 30.000 entradas puestas a la venta para su concierto en el estadio de El Molinón, a pesar de tratarse de su segundo paseo por estas latitudes.

El músico eligió Sevilla para arrancar en 2012 la gira de presentación de su más reciente disco, “Wrecking ball”, un trabajo influido por la crisis económica y social que azota al mundo, por la muerte de su largo tiempo compañero de filas, el saxofonista Clarence Clemmons, y por apoyarse en las raíces de la música norteamericana, esto es, la música negra y el folk irlandés.

Además de en la capital hispalense, ofreció “shows” con igual éxito de convocatoria en Las Palmas, Barcelona, San Sebastián y Madrid, donde ofreció un concierto de tres horas y 48 minutos de música, que se convirtió durante unos pocos días en el más largo de su vida.

El actual récord lo posee la ciudad de Helsinki, donde superó las cuatro horas de música, con éxitos como “Badlands”, “Murder Incorporated”, “The River”, “Because The Night”, “The Rising”, “Thunder Road”, “Born in the U.S.A.”, “Born to Run” y “Dancing in the dark”. ¿Incitará el calor gijonés un nuevo registro historico?. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí