Afganistán.-  El Talibán reivindicó el ataque que mató a 4 soldados estadounidenses en la base de Bagram, cerca de Kabul, horas después de anunciarse el inicio de un diálogo entre los insurgentes y el gobierno afgano, en un proceso en que Estados Unidos “jugará un papel”.
Los militares murieron por “fuego indirecto” de los insurgentes en una base aérea de Bagram, según informaron autoridades estadounidenses.

En un comunicado el principal portavoz talibán, Zabiualah Muyahid dijo: los muyahidines lanzaron anoche dos cohetes contra la base de Bagram (a 60 kilómetros al norte de la capital afgana), y mataron a cuatro soldados de EE.UU. e hirieron a 6.
Bagram, cerca de la capital afgana Kabul, es la base militar más grande de tropas estadounidenses en Afganistán.
El ataque se produjo el mismo día en que EE.UU. anunció que los talibanes abrirán su primera oficina en el exterior en Qatar e iniciarán negociaciones directas de paz con el gobierno de Afganistán, en las cuales Washington “tendrá un papel”, según confirmó la Casa Blanca.
El anuncio coincidió con el comienzo de última fase del traspaso de las competencias de seguridad a las fuerzas locales en Afganistán, en un acto al que asistieron el presidente afgano, Hamid Karzai, y el secretario general de la OTAN, Anders Rasmussen.
Las tropas internacionales permanecerán en Afganistán hasta finales de 2014, ofreciendo respaldo militar cuando sea necesario.
clic Lea también: EE.UU. anuncia diálogo con el Talibán “en los próximos días”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.