Santo Domingo,  (EFE).- La Procuraduría General de la República incineró ayer más de diez kilos de diferentes tipos de drogas decomisadas, en su mayoría, en operativos realizados en la provincia Santo Domingo.

Los estupefacientes correspondían a cocaína clorhidratada, marihuana y crack, que fueron recibidos y analizados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) entre el 3 y el 9 junio pasado.

El director de ese organismo, Francisco Gerdo, dijo que el peso total de las drogas fue de 10,9 kilos, según un comunicado de la Procuraduría.

Durante 25 semanas consecutivas, la Procuraduría General ha procedido a la quema de los estupefacientes, dando cumplimiento a lo establecido en la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas y a la Ley Orgánica del Ministerio Público.

El acto se llevó a cabo, como cada semana, en las instalaciones de la Primera Brigada de Infantería del Ejército Nacional, y lo encabezaron además de las autoridades del Ministerio Público, representantes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), la Policía Nacional, el Consejo Nacional de Drogas y el Ministerio de Salud Pública. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí