Los Ángeles C.A.- El director español Pedro Almodóvar dijo durante la presentación de “Los amantes pasajeros” en Los Ángeles que considera que en España debería haber un referéndum acerca de la continuidad de la monarquía parlamentaria en el país.

“Creo que deberíamos tener la posibilidad de un referéndum para preguntar al pueblo español qué piensa acerca del sistema, si quiere que sea una monarquía parlamentaria o no”, indicó el cineasta manchego durante un encuentro.

El comentario surgió en relación a la broma que aparece en la cinta sobre la figura del rey Juan Carlos I, que hace alusión a las supuestas infidelidades del monarca.

“Siento empatía por el Rey y siempre fueron muy majos conmigo, así que no quiero meterle en problemas. Pero esto es una comedia. Todo el mundo piensa y dice cosas sobre él, acerca de si ha tenido líos amorosos como tanta otra gente. Pensé que era un buen momento para incluir la broma”, afirmó Almodóvar.

El realizador explicó que la percepción que tiene de la Casa Real ha cambiado en los últimos años, especialmente a raíz de la publicación de un libro de Pilar Urbano sobre la reina (“La reina muy de cerca”) y tras los escándalos de corrupción que han salpicado a la familia.

“Aquel libro me asombró. Para mí fue muy asqueroso descubrir todas esas declaraciones homófobas sobre el matrimonio homosexual. Me sentí frustrado. Y luego la corrupción que les rodea Es un problema que hace 5 años en España era tabú. Nadie se atrevía a hablar de ello. Pero ahora está todos los días en la calle”, manifestó.

También te podría interesar:   Warner Bros. retrasa los estrenos de "Tenet" y "Wonder Woman 1984"

“Los amantes pasajeros”, que llegará a las salas estadounidenses el próximo día 28 bajo el nombre de “I’m So Excited!”, se presentará el jueves en la noche inaugural del Festival de Cine de Los Ángeles.

Almodóvar regresa a la comedia de enredo con una película que reúne en un avión destino México D.F

La tripulación del avión decide dormir al pasaje turista tras saber que una avería les alejará de su destino mientras los pasajeros de primera clase permanecen despiertos y conscientes del peligro.

“Es una clara metáfora sobre la sociedad española y la incertidumbre que sentimos. Habla de la necesidad de tener un nuevo aterrizaje, aunque desconocemos cuándo ocurrirá. Y será de emergencia y arriesgado, porque no sabemos quién está al mando”, apuntó el realizador.

“Es una comedia sobre el miedo y la soledad contemporánea. Los pasajeros no están conectados a nada y sólo se tienen los unos a los otros. De esa forma, las palabras son la mejor manera de entretenerse para olvidar el miedo. La muerte y el sexo están muy presentes. Son las dos patas de un mueble, es decir, de nuestra vida”, declaró.

El director considera que la comedia “es perfecta para romper convenciones” y espera que “nadie se tome la película de forma literal, ni siquiera nuestro Rey”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí