Moscú.- Guardias que patrullaban una colonia penitenciaria en el norte de Rusia detuvieron a un gato que estaba siendo utilizando para el contrabando de teléfonos celulares para los internos.
Cuando el gato estaba escalando una cerca en el campo de trabajo en Komi, los guardias notaron que tenía un voluminoso paquete pegado a su espalda. Este contenía dos teléfonos celulares, baterías y cargadores de teléfonos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.