Representantes de la Mara Salvatrucha y la Mara Barrio 18, las dos pandillas más grandes de Honduras -y con presencia en otros países centroamericanos- pidieron perdón a la sociedad este martes por los crímenes cometidos en los últimos años.

Así mismo, según informa el diario La Prensa, se comprometieron a “parar la violencia”. La esperanza que se tiene en Honduras es que esto desemboque en una tregua formal, como la que se lleva a cabo en estos momentos en El Salvador.

Desde dos recintos distintos del penal de San Pedro Sula -donde se encuentra detenidos- líderes de las dos pandillas dijero que “Queremos pedirle perdón a la sociedad, queremos paz con Dios y con las autoridades”.

En el acto estuvieron presentes el obispo de San Pedro Sula, Romulo Emiliani, mediador por parte de la Iglesia Católica, y Adam Blackwell, representante de la Organizacón de Estados Americanos, OEA.

El lunes en la tarde, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo que apoyaba las gestiones para buscar una tregua entre las dos pandillas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.