Berlín.-La compañía estatal alemana de ferrocarriles, Deutsche Bahn, planea probar pequeños drones para intentar reducir los graffitis en sus trenes y estaciones.
La idea es usar cámaras en estos aparatos para recoger evidencia, que podría ser usada para procesar a los vándalos.
Un portavoz de la compañía aseguró que los drones serían probados en estaciones de ferrocarril a la brevedad.
Aunque lo que no es seguro todavía es cómo afectaran las estrictas leyes anti vigilancias alemanas al programa.
Se cree que las pintadas en sus instalaciones le cuestan a Deutsche Bahn cerca deUS$ 10 millones al año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí