Un monje budista se encuentra bajo tratamiento en un hospital en Sri Lanka después de rociarse con gasolina y prenderse fuego.
El monje llevó a cabo su protesta cerca del Templo del diente de Buda, en la ciudad de Kandy.
El religioso aparentemente protestaba contra la matanza de ganado en el país.
La inmolación, que se ha convertido en una popular forma de protesta entre muchos monjes budistas tibetanos, es bastante insusual en Sri Lanka.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí