EE.UU.- El doctor Kermit Gosnell, médico que practicaba abortos en Filadelfia, fue declarado culpable este lunes de homicidio en primer grado por la muerte de tres bebés, quienes -según las autoridades- nacieron vivos y luego fueron asesinados con tijeras en su clínica.El doctor Kermit Gosnell, de 72 años, también fue hallado culpable de homicidio involuntario por suministrar una sobredosis de medicamentos a una paciente que se había sometido a un aborto.
El jurado escuchará evidencia este martes acerca de si el médico debería ser sentenciado a la pena de muerte.
Exempleados de la clínica testificaron en el juicio diciendo que Gosnell realizó abortos ilegales después de las 24 semanas límites estipuladas en la ley estatal de Pensilvania.bbcmundo.com

 

 

También te podría interesar:   Luis Suárez, el regreso del gol en el momento oportuno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí