Mateo Sancho Cardiel

Madrid, (EFE).- Pocos actores en la historia del cine pueden presumir de tener un género propio. Alfredo Landa consiguió él solo, con su “landismo”, hacer reír a un país que no estaba para muchas bromas, además de demostrar un gran poderío dramático en “Los santos inocentes” o “El bosque animado”.

“En San Sebastián hice una función en el teatro, y cuando salí en el primer mutis y me aplaudieron, vi un destello, un relámpago que me inundó, y una voz me dijo: ‘Tú tienes que ser cómico’. Se me quedó tan grabado que he sido cómico porque no habría sabido ser otra cosa”, explicaba Alfredo Landa. (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.